Déficit de conductores pone en jaque el transporte de mercancías

Telemática, consumo eficiente de combustible y formación de operadores, algunas alternativas para resolver el problema

Durante el último año, el movimiento de mercancías registró una recuperación, consolidando una aportación de la industria del transporte a la economía del país, que representó 3.3% del producto interno bruto (PIB). Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) refieren que en este periodo 64% de las exportaciones y 51% de las importaciones fueron movilizadas por carretera.

Otro indicador que revela la contribución de este ramo a la economía nacional es la generación de empleos. En 2019, los puestos de trabajo en esta industria aumentaron a casi un millón de personas, mientras que en 2020 hubo una contracción de 1.5%.

Una de las áreas de oportunidad en la industria es la carencia de personal, dentro y fuera del país.  De acuerdo con el International Road Transport Union (IRU), en el mundo existe un déficit de más de 2 millones 600 mil conductores profesionales de vehículos de carga.

México no está exento de esta situación ya que las organizaciones que agrupan a las empresas del sector estiman que el déficit que tienen es de 175%, es decir, faltan cerca de 50,000 choferes en el sector.

Lo anterior, resulta una oportunidad para el sector empresarial y responsables de la logística para contar con soluciones que optimicen los procesos de carga, así como establecer estrategias para los operadores con los que se cuenta para garantizar una mayor efectividad en su labor. Sodexo comparte algunos recursos a considerar para hacer más eficiente la movilización de mercancías y atender el déficit de conductores:

Telemática: en la actualidad existen procesos conectados al internet de las cosas que permiten obtener datos en tiempo real sobre condiciones de manejo, rutas, ubicación exacta de las unidades y paradas de los operadores. Estos indicadores promueven la obtención de información para la toma de decisiones y de esa manera hacer más eficiente el transporte de mercancías.

Eficiencia en consumo de combustible: uno de los gastos más importantes en el transporte de carga es el consumo de combustible y lubricantes con un 43.5%, seguido de productos de consumo de bienes y servicios con 14% y en tercer lugar el cambio de refacciones, con partes y accesorios para reparaciones menores y mantenimiento corriente efectuado por terceros con 11.9%. De ahí la relevancia de soluciones como Wizeo y Diligo que permiten aminorar la carga económica y la optimización en el gasto de combustible.

Mantenimiento de unidades: el contar con unidades que periódicamente cuenten con mantenimiento y revisión técnica, reduce las pérdidas económicas provocadas por accidentes o perdida de unidades. Asimismo, permite prolongar el tiempo de uso de los tractocamiones y evitar la emisión de contaminantes, sobre todo permite garantizar la seguridad de los conductores al tener unidades estables y libres de peligros mecánicos.

Capacitación de transportistas: la información que reciben los operadores hará más eficiente su conducción, desde formas de mantener cuidados y precauciones al manejar, conocimiento de sus unidades, pero sobre todo también influirá y motivará a los conductores a mantenerse informados y con estabilidad laboral al contar con empresas que se preocupan por su constante aprendizaje y conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.