Blindar la cadena logística, una solución que protege al hombre-camión

      La industria del blindaje puede ayudar al transportista y a la cadena de suministro a minimizar los riesgos por transportar materias primas o productos.

“La cadena de suministro está siendo afectada, sobre todo, por el robo a transporte de carga. Además, tenemos cerca de 500 buques en el puerto de Shanghái varados, lo cual ocasiona que no haya movimiento de contenedores, tanto de alimentos como suministros de productos terminados como son los semiconductores, lo cual está perjudicando a fabricantes de muy diversos segmentos”.

Lo anterior fue dicho durante el panel “El blindaje en la cadena logística”, compuesto por Ignacio Baca Torres, presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de la Industria de la Balística (CNB); Héctor Romero, presidente de Círculo Logístico; y René Fausto Rivera Arózqueta, enlace con Autoridades y Asociaciones del CNB, durante Expo Seguridad México 2022.

“Estamos ante la necesidad de hacer una revisión integral, de toda la cadena de suministro. Desde la materia prima hasta el producto terminado: parques industriales, centros de distribución, transporte de carga foráneo y transporte de carga de última milla, que son aproximadamente 100 mil unidades”, añadieron los especialistas. “Hoy no tenemos transporte seguro ni operadores que garanticen una seguridad a lo largo de la logística de producción”.

Es necesario entender, dijeron, que la seguridad en general implica muchísimos factores. “Pero el hombre-camión es la parte más importante de la cadena. Para muchos, el producto es lo más importante, y que llegue a su destino, pero lo fundamental es la persona que lo va a transportar. Queremos salvar la vida de esa persona y minimizar los riesgos, con lo que sea necesario”.

En ese sentido, el blindaje es un factor ligado a la cadena de seguridad. “Si el vehículo está blindado, ya tenemos un núcleo de protección; si el lugar de destino está protegido, tenemos otro más. ¿Pero qué sucede cuando el hombre-camión se baja del vehículo? Bueno, pues podemos protegerlo a través de un blindaje personal, con chalecos antibalas”.

Por cierto, se reconoce que hace muchos años los precios del blindaje estaban por las nubes. “Pero hoy en día, con las nuevas tecnologías, el material es más resistente, más ligero, con mayor durabilidad y a precios más accesibles de los que había hace 30 años. Además, existen programas de financiamiento para blindar los vehículos, pero buscamos que el operador llegue seguro, porque la mercancía al final se puede recuperar, sobre todo si está asegurada”.

Un tema derivado de la inseguridad que priva en el país es que el costo del flete hacia ciertas zonas es muy alto. “Obviamente a mayor riesgo, mayor prima del seguro. Por ello, tenemos que buscar alternativas y, en algunos casos, cuando algún cliente pone medidas de blindaje y esto lo expone a la seguradora, podría disminuir la prima”, expresaron.

Es decir, si se complementa el blindaje de la unidad con el blindaje corporal y el blindaje arquitectónico de las instalaciones adonde llegue el chofer del vehículo, seguramente será posible reducir los riesgos que enfrenta el hombre que transporta la mercancía.

“En el caso del hombre-camión, ¿cuál es el producto más adecuado? El que no se ve. Hay muchas formas de adaptarlo para cada persona que lo utilice; muchos tienen que usarlo en trayectos muy largos, y para ellos hay productos ligeros, más cómodos y accesibles”, explicaron.

Hoy existe una oferta más amplia y fabricantes mexicanos que hacen producto de gran calidad. “En el caso de los asociados del CNB podríamos analizar la posibilidad de ofrecer programas de financiamiento para los dueños de vehículos; Debemos hacerles ver que es más económico invertir en seguridad, porque la primera vez que roban mercancía, aplica la prima del seguro; la segunda, la prima va a aumentar; pero a la tercera ya no nos querrán asegurar”.

La seguridad, subrayan, ya no es un tema de salud, sino económico y social, ya no solo es crimen organizado, sino también es de delincuencia común. Lo más importante no es pensar en cómo se resuelve el reto de seguridad de la manera más económica, sino de la forma más eficiente, porque este dará un resultado a largo plazo y, por ende, resultará más económico.

Para concluir la charla, recomendaron acercarse con los expertos en blindaje, “porque hacemos los análisis pertinentes; tenemos el producto, la tecnología, podemos conocer el contexto y evaluar la situación; si los usuarios nos explican cómo podemos ayudarlos, podríamos diseñar, producir y crear un producto específico, y eso es lo más importante, porque además los va a proteger para llegar a ese gran éxito de todos los días: salvarle la vida a las personas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.