VEMO promueve la electromovilidad en México

Esta firma desarrolló su plataforma digital ZEE (zero emission ecosystem) que les permite a los usuarios de transporte privado integrar los recursos, controlar y optimizar sus operaciones diarias

En México, existe una gran oferta de electromovilidad para el segmento de vanes, vehículos ligeros, de reparto y camiones regionales. Sin embargo, las barreras del mercado como el consumo de electricidad, el mantenimiento y la infraestructura para recargar las unidades, impiden una mayor curva de adopción. VEMO, empresa mexicana, ofrece ZEE (zero emission ecosystem), una plataforma digital de inteligencia operativa que monitorea el ecosistema completo de movilidad limpia y brinda soluciones integradas en tiempo real.

En entrevista con Nación Transporte, Jorge Suárez, director comercial CCO de VEMO, desglosó las bondades de esta tecnología, cómo funciona, en qué sectores ya está en funcionamiento y la oferta de servicios de esta compañía mexicana.

Indicó que en México empieza a haber una oferta de electromovilidad en diferentes marcas, pero hay diversas barreras de mercado como el costo inicial, cómo entender el consumo de electricidad, el mantenimiento y, sobre todo, cómo generar la infraestructura necesaria para recargar los vehículos. Son muchos lenguajes nuevos que implican no solo un cambio de tecnología, sino cultural y en la forma de contratar la flota en las empresas, afirmó el directivo.

Frente a estos retos, VEMO —empresa mexicana orientada a simplificar la adopción de flotas eléctricas y limpias para las empresas de transporte y organizaciones en México— vio un área de oportunidad para electrificar principalmente el segmento de vanes, camiones Clase 4 para delivery y camiones regionales, en donde la autonomía no es una restricción.

VEMO brinda tres productos: recarga como servicio, flota eléctrica como servicio y software como servicio con la plataforma digital de inteligencia operativa ZEE (zero emission ecosystem).

ZEE tiene cuatro fuentes de datos (la batería, el vehículo eléctrico, el conductor y los cargadores). A través de esta solución, el usuario hace un scoring (puntuación) del conductor, puede diagnosticar si la batería tiene comportamientos anómalos, ya que debido a una mala práctica de manejo se pueden generar desviaciones de temperatura, lo cual acelera la degradación. En una sola visualización se tiene toda esa información para tomar las decisiones del día a día.

“ZEE te permite integrar los recursos, controlar y optimizar. La tecnología la desarrollamos de flotilleros eléctricos a flotilleros eléctricos. Tenemos un área de negocio de 150 vehículos en operación en la Ciudad de México con una alianza de Uber, en la que estamos haciendo electrificación de esas unidades, desde marzo que llevamos operando, hemos alcanzado 5 millones de kilómetros son 400 kilómetros diarios. Para llegar a ese nivel de utilización, una flota logística tiene que esperar cuatro o seis años dependiendo del uso diario”, explicó Jorge Suárez.

De acuerdo con el ejecutivo, esta tecnología es de origen principalmente chino y recientemente han surgido proveedores de Europa y de Estados Unidos. Además de Uber, la plataforma está instalada en la startup de e-commerce 99 Minutos.

A decir del directivo, gracias al crecimiento exponencial del comercio electrónico en México y a las empresas de transporte que empiezan a tener requerimientos de sus propios clientes que no quieren huella de carbono en sus operaciones, se ha abierto un mercado importante para la electromovilidad. 

“Nosotros entendemos las operaciones que tiene la empresa, analizamos los kilometrajes, la autonomía, la geografía y les decimos dónde centrarse porque solamente es donde se logra la mejor rentabilidad. La tecnología se debe pagar de los ahorros que genere el cliente, de los litros que se desplazan es de dónde viene la rentabilidad del proyecto”, refirió.

Previo a la implementación de la tecnología, VEMO realizó un estudio de mercado en 35 marcas de vehículos comerciales en más de 70 países, incluido México, en donde analizó las operaciones contra su inteligencia de producto, así como las garantías, el comportamiento de las baterías y el servicio de postventa.

Jorge Suárez explicó que como empresa buscan que el usuario de la tecnología analice y compare el costo total del producto contra el costo de un vehículo diésel para que no termine pagando más.

A la fecha, la empresa ha firmado contratos de estas flotas para seis años, pero pueden ampliarse hasta 10 años. En materia de servicio, ofrece un SLA (Service Level Agrement, acuerdo de nivel de servicio) para la infraestructura y cuenta con capacidad en mantenimiento de vehículos eléctricos que utiliza en proyectos de transporte en plataforma con vehículos eléctricos.

“Tenemos ya varios clientes en recarga, México es un país que tiene 50 mil empresas de transporte, el segmento que más crece es e-commerce y ahí hay un crecimiento exponencial en vanes y vehículos ligeros, y con los nuevos lanzamientos podemos empezar a pensar en transporte regional. Nuestra expectativa es un crecimiento en el corto plazo importante”, finalizó Jorge Suárez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.