Tiene Isuzu Motors de México crecimiento en servicio de postventa

Registró un incremento de más del 20% y entregó más de 200 camiones del modelo ELF 500 a Coca-Cola FEMSA

El problema del desabasto de materiales y componentes en la industria del autotransporte ha provocado que se eleve hasta tres veces más el costo por traer una unidad al país. La empresa japonesa isuzu Motors de México mantuvo su productividad y crecimiento en este año con la entrega de unidades y el servicio de postventa, el cual registró un incremento de más del 20%.

Durante el Foro Nacional del Transporte de Mercancías 2021, organizado por la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP) 21a edición “Transformación Digital en la Logística y el Transporte de Carga”, Miguel Mejía, Subdirector de Postventa de isuzu Motors de México, indicó que la firma tuvo un año muy productivo en cuanto a la venta de unidades, aunque reconoció que el último cuarto la industria se estancó debido a la falta de producto, derivado de los problemas de abastecimiento en la cadena logística internacional.

Este año, la compañía entregó más de 200 camiones a Coca-Cola FEMSA del modelo ELF 500 y cerró entregas con otras compañías como Bonafont. Mientras que en el al servicio de postventa, el directivo indicó que lograron cerrar con más del 20% de crecimiento, cifra que superó sus pronósticos del 17% que habían proyectado a mitad de año.

Específicamente sobre los problemas de desabasto, Miguel Mejía señaló: “Como todos estamos en desabasto, lo que sucede es que el cliente, quien está en busca de unidades, deja su dinero en diversas empresas para ver en cuál le responden primero. Considero que hay una burbuja de sobre demanda por eso, traemos un back order de 400 camiones, pero la realidad es que quién va a traer el camión es el que se va a llevar la venta”.

Respecto al proyecto que desarrolló en conjunto con la ANTP de crear o transformar los vehículos a tecnología eléctrica en México, Miguel Mejía informó que hasta el momento se están probando seis unidades con FEMSA de los modelos ELF 500 y 600, y tres ya están en operaciones.

“Esto no solo es un prototipo de vehículo, sino de proyecto, tenemos que convencer a toda la industria de sus beneficios, pero se requiere de una inversión fuerte. No obstante, los transportistas cómo van a saber si es funcional o si no lo prueban”, enfatizó Miguel Mejía.

Finalmente, el ejecutivo destacó la relación que la firma mantiene con la ANTP, pues consideró que los más importante es estar en contacto con las empresas más grandes del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.